Home / Marketing Digital / Qué es Inbound marketing y por qué debes implementarlo

Qué es Inbound marketing y por qué debes implementarlo

inbound marketing

Seguro que durante el último año has oído hablar sobre el inbound marketing. Es posible que hasta hayas leído varios artículos sobre esta rama del marketing digital y no sepas exactamente de qué se trata. Pues bien, este artículo tiene como objetivo explicar qué es el inbound marketing, para qué sirve exactamente y lo que puede suponer para tu empresa o proyecto.

¿Qué es el inbound marketing?

El inbound marketing trata de recoger distintas técnicas de marketing digital con el objetivo de conseguir leads, fidelizarlos y premiarlos de algún modo, siempre teniendo en cuenta que la marca reciba algún logro. Por “logro” en el mundo del marketing digital entendemos usuarios registrados, formularios de contacto, registros a una newsletter, compras online, etc.

Ramas del inbound marketing

Como en toda metodología, conviene tener bien claro en qué se divide el inbound marketing. En este punto podemos distinguir:

1. Marketing de atracción.

Se trata de uno de los pilares del inbound marketing ya que sin la seducción del usuario éste difícilmente llegará a nuestra página web. Mediante diferentes técnicas conseguimos que el usuario se interese por lo que podemos ofrecerle. Este aspecto es el que venimos haciendo en el marketing digital desde hace unos 5 años y del que podemos sacar mucho más provecho si sabemos como reciclar la información. Como decíamos, muchos ya conocéis de sobra lo que engloba el marketing de atracción:

Marketing de contenidos

Alimentar a una web de contenidos como artículos, videos, imágenes, etc, es solo una pata de esta gran bestia. Digamos que se trata de uno de los caramelos que los usuarios consiguen de nosotros. Al fin y al cabo se trata de ofrecer a los usuarios contenidos que son interesantes para ellos y que les aportan algo. El marketing de contenidos conlleva mucho tiempo, esfuerzo, trabajo de investigación y creatividad para crear algo que realmente aporte valor a los consumidores de la información que, por cierto, cada vez son más exigentes.

SEO

Creo que no necesita mucha explicación… el posicionamiento en buscadores representa una clave fundamental en el inbound marketing. Quizás sea el punto más destacado dentro de vuestras estrategias de marketing digital. El SEO resulta vital si quieres que encuentren tus contenidos. Si antes toda empresa decidía montar una página web, eso ya no sirve para casi nada si no te posicionas dentro de tu nicho de mercado. Sin duda, el SEO es un eslabón de peso dentro de la cadena del inbound marketing. Existen cientos de herramientas, técnicas y flujos de trabajo relacionados con el SEO que enriquecerán tu estrategia de inbound marketing pero, no te confundas: el posicionamiento en buscadores es solo una parte del inbound marketing.

¿Quieres leer artículos sobre SEO? Visita la sección de posicionamiento en buscadores de mi blog.

Difusión

No podemos hablar de difusión en el mundo del marketing digital y pasar por alto el alcance de las redes sociales. Llegaron hace ya unos años y, sin duda, se postulan como uno de los pilares de cualquier estrategia de inbound marketing. El verdadero valor de Facebook, Twitter y compañía es el hecho de poder hacer que nuestros contenidos sean difundidos a miles de personas en poco tiempo. Ya no se trata solo de hacer publicaciones sino de fidelizar usuarios, interactuar con ellos, entrar en un diálogo constante. Sí, la palabra clave en este caso es “diálogo”: los usuarios más exigentes ya no se conforman con buenos contenidos sino que quieren debatirlos, entrar en conversación con el autor (o marca que representa el contenido) y, a la vez, conversar con otros usuarios que están consumiendo esa misma información.

Dentro de este estadío, la difusión recoge otros canales como el emailing, una pieza importante dentro del pastel del inbound marketing de la que podemos sacar gran provecho. Los agregadores de contenido como Mktfan, Menéame o Bitácoras, son herramientas que se pueden utilizar puntualmente y que suelen dar buenos resultados, eso sí, cuidado con hacer spam o serás baneado.

Conversión

Es la obsesión de cualquier consultor de marketing, propietario de una empresa, proyecto web, etc. Si una web no convierte, algo se está haciendo mal y, ojo, aunque convierta, se puede medir y por ende se puede mejorar. Entendemos la conversión como un objetivo: que los usuarios compren un producto de nuestra tienda online, que rellenen un formulario de contacto, que se suscriban a nuestra newsletter, etc. Todo esto se puede conseguir con más o menos dificultad pero los datos que obtengamos de ello son fundamentales para una estrategia de inbound marketing: recoger de manera óptima la información y almacenarla en una base de datos es la clave para alcanzar el éxito.

2. Automatización del marketing

Nos encontramos ante un escalón más. Se trara de un paso que muchos no llegan a dar y puede marcar la diferencia de manera abismal. La automatización es algo clave si quieres hacer inbound marketing y obtener resultados a corto, medio y largo plazo. De hecho, creo que es la parte que le da un sentido especial al inbound marketing y lo que hace que algunos lo apoden como “marketing inteligente”. Se trata de darle una vuelta de tuerca más a la estrategia de marketing, poner nuevas técnicas en marcha y procesar la información de nuestras bases de datos de manera analítica con el objetivo de sacar el máximo partido.

Monitorización

Recoger toda la información procedente de las interacciones de los usuarios con el proyecto web puede significar un antes y un después para cualquier marca. Estar atentos a lo que está pasando y almacenar inteligentemente la información es algo realmente importante en el inbound marketing. En el campo del SEO, por ejemplo, Google Ananytics es una herramienta de gran valor para monitorizar qué está pasando. Buzzbundle es otra herramienta muy útil para redes sociales. Topsy o Mention son utilidades web muy validas para la reputación online. Como vemos, son varios los canales a tener en cuenta y disponemos de muchas herramientas para forjarnos una monitorización férrea. Este proceso se puede automatizar hasta cierto punto (algo que, por cierto, nos ahorrará mucho tiempo).

Lead scoring

Se trata de categorizar a los usuarios según su valor de cara a generar negocio, transacciones, etc. De forma automática, las herramientas van a analizar su comportamiento y les van a colocar una etiqueta que nos indicará si son más o menos susceptibles de adquirir los productos o servicios que les ofrecemos.

lead-scoring

Lead nurturing

Pongamos por caso que somos propietarios de un blog de marketing y que el usuario Bruce Wayne se ha suscrito a nuestra newsletter después de leer nuestro artículo sobre Twitter. ¿Y si le ofrecemos al usuario “Bruce Wayne” una descarga gratuita de nuestra guía “Cómo conseguir seguidores en Twitter”? Tenemos su email puesto que se ha suscrito a nuestra newsletter y sabemos que le interesa Twitter. Si le enviamos un email ofreciéndole la descarga gratuita de la guía podemos fidelizar a este usuario fácilmente. ¿No os parece genial?

El ejemplo anterior sería todo lo contrario al emailing masivo y si me permitís, muchas veces invasivo. Se trata de analizar el comportamiento de los usuarios y ofrecerles emails personalizados, con contenidos en los cuales estamos seguros que están interesados. Sin duda, la monitorización del comportamiento se hace esencial y hay herramientas que nos pueden ayudar. Una de ellas es Hotjar, un generador de mapas de calor muy bueno que hasta hace grabaciones de la navegación que realizan los usuarios por nuestra web. Esta herramienta asigna un ID único a cada visitante y nos muestra datos de la navegación de dicho usuario hasta tal punto que nos permite ver qué secciones ha visitado, qué botones ha clicado, el tiempo que ha estado en cada página interna… las posibilidades son innumerables.

¿Que no te interesan herramientas de pago? También existen las cookies, esas pequeñas pistas que nos dejan los usuarios cuando visitan nuestra web y que pueden ser rastreadas sin problemas. Podemos trackear de manera automática gracias a las cookies la actividad en redes sociales del usuario. Digamos que nuestro “amigo” Bruce Wayne hace 2 semanas que no visita nuestro blog, algo que podemos saber por medio de las cookies. Pues bien, podemos mandarle un email automático personalizado que le invite a leer nuestro artículo sobre Socialbro, una herramienta de análisis de cuentas de Twitter (red social que sabemos que le interesa). Como vemos, esto nos lleva de nuevo a fidelizar, algo por lo que merece la pena desplegar una estrategia de inbound marketing.

Sí, vamos a hacer que los usuarios nos encuentren pero también vamos a seducirlos y hacer que vengan a nosotros. ¿Es esto alcanzable para cualquier empresa? Quizás hasta cierto nivel sí. Debemos tener en mente que las posibilidades son infinitas y que los recursos no. No nos debemos obsesionar con hacer todo a la vez, podemos ir probando cosas poco a poco, marcarnos objetivos y analizar resultados.

About Alberto Tendero

Consultor SEO y ORM en SIDN.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Scroll To Top